Blue Agriculture es a lo que le conocemos también como acuicultura. Es una manera de poder tener cultivos de plantas acuáticas y crías de animales marinos de una manera controlada. El simposio internacional llamado "Blue Agiculture: Biotechnological Advances in Exploring the Ocean for Food and Nutraceuticals" tendrá invitados de diferentes países y se llevará a cabo en la Universidad Interamericana de Puerto Rico el 8 y 9 de abril de 2019.

Fecha límite para registro en asistencia: 3 de abril de 2019
Fecha límite para someter abstract para afiche o presentación oral: 26 de marzo de 2019
Para registro de asistencia y someter abstract:  http://www.br.uipr.edu/bluebiotechnology2019/index.php/register/

Información adicional visita http://www.br.uipr.edu/bluebiotechnology2019/





La flora digestiva o flora intestinal es el término bajo el cual se engloba al conjunto de bacterias que se encuentran, de manera simbiótica, en el intestino.
La mayoría de estas bacterias no son dañinas para el organismo, resultando algunas bastante provechosas para el mismo.
Un ser humano promedio posee aproximadamente 2000 bacterias en su organismo, resultando dañinas solo 100.

Veamos cómo surge y el impacto que genera en la salud esta flora digestiva.

Flora digestiva: desarrollo y características

El intestino de los recién nacidos es totalmente puro, en él no se hallan microorganismos.
Sin embargo, por este motivo esto genera una deficiencia de vitamina K en los neonatos debido a la ausencia de las bacterias mencionadas anteriormente, ya que solo ellas pueden producir la vitamina de manera endógena.
A través de los primeros meses se va desarrollando una flora digestiva inicial, que se verá incrementada una vez sea constante el consumo de leche materna. Finalmente, tras dejar de lado la lactancia, se iniciará un proceso de transición hasta la flora del adulto.
Los microbios o bacterias existentes en el conjunto, varían de adulto en adulto, logrando solo cierta equivalencia en adultos relacionados familiarmente.
Sin embargo, existen tres organizaciones bacteriales que se encuentran en la flora digestiva: los firmicutes, con una abundancia del 65%; los bacteroidetes, con abundancia de 23% y actinobacteria, con abundancia del 5%.
El porcentaje restante está constituido por otras agrupaciones.

Funciones

Sumadas a la creación de la vitamina K, las funciones principales que llevan a cabo estas bacterias en el organismo son las siguientes:

·         Metabolismo de carbohidratos: 

     Las bacterias detectan algunos polisacáridos encontrados en la pared celular de los vegetales, para posteriormente degradarlos y así favorecer la capacidad digestiva de los seres humanos. Algunas bacterias poseen, de igual manera, una serie de enzimas que permiten la digestión de carbohidratos complejos, destacando la pectina, la celulosa y la hemicelulosa; posteriormente son transformados en azúcares simples, que pasan a ser fermentados para crear ácidos grasos de cadena corta que las células humanas son capaces de absorber.

 ·         Participación en el sistema inmune: 

    La flora digestiva ejerce participación en la especialización del tejido linfoide, perteneciente a la mucosa del intestino. Las bacterias son las encargadas de guiar a los linfocitos para que descubran cuáles cepas son de provecho para el cuerpo y así reconocer de manera más óptima a los antígenos invasores. De esta manera el sistema inmune se ve beneficiado, ofreciendo mejoras para la salud.

La ciencia ha tenido un auge y un incremento sustancial en sus diversos aspectos desde hace más de siglo y medio.
Una de las nuevas ramas que se han desarrollado es la biotecnología.
La misma se define como el uso de tecnología para la creación o modificación de organismos vivos.
Los mismos se implementan en procesos farmacéuticos, en la agricultura, las ciencias forestales y la medicina.

Al ser una rama relativamente reciente, sus nuevos aportes son cuantiosos. Veamos cuáles son los últimos de mayor importancia.


3 recientes e importantes avances en biotecnología 

El término biotecnología suele asociarse a miembros mecánicos o creación de androides; sin embargo, existen avances menos ostentosos y por ende reciben menos publicidad en diversos medios.
Es por ello que presentamos la siguiente selección de avances no tan difundidos durante el 2017, pero que son de gran importancia.

·        Eliminación de bacterias en cirugía craneal sin antibióticos

En el cuarto trimestre del 2017, diversos especialistas del Departamento de Óptica del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE), lograron inactivar bacterias al estar expuestas a luz láser. Esto significaría un significativo avance en la búsqueda por la eliminación de estos organismos patógenos a través de cirugías craneales.
Además, la implementación de esta tecnología conseguiría evitar el uso de antibióticos.
Este avance forma parte del proyecto Ventanas al Cerebro, en el que participan científicos mexicanos y estadounidenses.

·        Retina sintética de tejido blando que ayudará a discapacitados visuales

Una estudiante de la Universidad de Oxford ha dado agigantados pasos que podrían significar una mejora para las personas que sufren de ciertas enfermedades oculares degenerativas, como la retinitis pigmentosa.
La estudiante pudo desarrollar un tejido blando que funcionaría como una retina sintética, mientras que en estudios previos solo se había podido conseguir con materiales de mayor dureza.
Esta retina sintética cuenta con una doble capa que asemeja el proceso natural de la retina humana.
Gracias a este avance en la biotecnología, y a su estructura suave a base de agua, se evitará que los implantes tengan efectos dañinos.

·        Cura a la adicción a las drogas fuertes

Un equipo conformado por científicos rusos ha logrado desarrollar una molécula que elimina el placer de los narcóticos en adictos, bloqueándolo.
La función de este novedoso fármaco inicia una vez que es introducido en la sangre, generando anticuerpos que bloquean la penetración de las drogas en el cerebro evitando que el paciente obtenga placer al consumir ciertas drogas fuertes, perdiendo así la motivación para consumirlas.

Las enzimas no son más que moléculas o proteínas que se encargan de catalizar ciertas reacciones químicas en el organismo de todos los seres vivos.
Tradicionalmente, estos catalizadores se encargan de acelerar reacciones químicas que son energéticamente posibles, pero que lo hacen a una velocidad notablemente baja.
Este proceso transforma moléculas conocidas como sustratos en otras diferentes definidas como productos.

En tiempos modernos se ha desarrollado un nuevo procedimiento el cual toma lugar en el uso de estas proteínas, gracias a las denominadas enzimas de restricción.


Enzimas de restricción: usos y tipos

Son aquellas enzimas que cuentan con la capacidad de detectar alguna secuencia distintiva de nucleótidos ubicada dentro de una molécula de ADN, para posteriormente cortarlo justo o en un sitio muy cercano a ese punto, conocido como diana de restricción.
Este corte se realiza mediante la ruptura de dos enlaces covalentes conocidos como enlaces fosfodiéster, esto genera dos extremos de ADN.
La forma de estos extremos puede ser roma o escalonada; teniendo los últimos cierta tendencia a unirse de nuevo, ya que pueden ligarse a otros extremos que, estando en la cercanía, pueden coincidir con ellos.
Las enzimas de restricción se han utilizado de manera más destacable en el diagnóstico de enfermedades genéticas, que están relacionadas con cambios en secuencias de ADN, normalmente causadas por mutaciones.
Si la mutación ocurre en un sitio de reconocimiento, pueden agregarse o eliminarse sitios de corte.
Gracias a esto se pueden detectar ciertas enfermedades genéticas a tiempo.
Por lo general, podemos ubicar tres sistemas, dependiendo del tipo de corte, si llevan a cabo metilación, o de su utilidad para la clonación de genes. Estos sistemas son: tipo 1, tipo 2 y tipo 3.
En cuanto a la nomenclatura de estas enzimas viene dada por cuatro factores: el primero tiene que ver con las tres letras que pertenecen al nombre científico del microorganismo escritas en cursiva (Escherichia coli Eco).
El segundo viene dado por la cepa o estirpe, si es el caso (EcoR, debido a la cepa RY13 de E. coli).
En tercera instancia, se utilizan números romanos para distinguir si hay más de una endonucleasa de esa misma especie.
Por último, deberían poseer una R de restricción o una M de metilasa según la función de la enzima; sin embargo, esto suele omitirse.
Las enzimas de restricción más usadas son: EcoRI, BamHI, DpnI, HindIII, TaqI, NotI, HinfI, Sau3A, PovII, SmaI, HaeIII, AluI, EcoRV, KpnI, PstI, SacI, SAII, SphI, XbaI.

Datos Científicos