El virus de Zika ha tenido un auge bastante importante en los últimos años.
Es un flavivirus que se transmite, primordialmente, por mosquitos pertenecientes al género Aedes.
La primera vez que se identificó fue en Uganda, en el año 1947, mientras se monitoreaba la fiebre amarilla.
Los primeros humanos contagiados de los que se tienen registro datan de 1952.
El virus ha causado estragos en América, Asia, África y el Pacífico.
El primer brote importante se registró en 2007. A partir del año 2015, este virus ha causado graves problemas.

5 datos importantes sobre el virus de Zika

Al ser un virus que ha afectado a buena parte del mundo, es necesario conocer algunas cosas básicas sobre el mismo.

·         Transmisión por mosquito

El virus de Zika es transmitido a seres humanos usualmente mediante la picadura de mosquitos del género Aedes, que se encuentran infectados. Suelen picar durante todo el día, siendo usual que suceda al amanecer y al anochecer. También pueden transmitir dengue, fiebre amarilla y chikungunya.

·        Transmisión por vía sexual

También puede transmitirse a través de relaciones sexuales. Esto resulta preocupante porque, en caso de embarazo, el feto puede verse afectado, pudiendo alterar también el período normal de gestación.

·        Síntomas y complicaciones conocidas

Hay una serie de síntomas comunes entre los portadores del virus, tales como: dolores de cabeza leves, erupciones o sarpullidos en diversas partes del cuerpo, fiebre, conjuntivitis, dolores en las articulaciones y malestar general. Podría llegar a reducir el tamaño de los testículos masculinos y causar una disminución en los niveles de testosterona. También puede generar microcefalia en bebés cuyas madres estuvieron infectadas durante el período de gestación. Otro efecto asociado en algunos casos ha sido el desarrollo de la enfermedad Guillain-Barré, la cual afecta al sistema inmunológico y hace que ataque a los nervios.
·        Diagnóstico
Los profesionales de la salud pueden inferir que el paciente se encuentra infectado por el virus de Zika a partir de los síntomas que presenta y los antecedentes directos (desplazamiento a zonas de transmisión activa). Sin embargo, para poder llegar a haber una confirmación se requieren diversas pruebas de laboratorio, a partir de fluidos corporales (sangre, saliva, orina o semen).

·        Tratamiento y prevención

La enfermedad causada por este virus no suele ser, por lo general, muy grave. Los pacientes deben mantener reposo absoluto, mantenerse en constante hidratación y tomar medicamentos usuales para la fiebre y el dolor. De más está decir que debe estar en contacto con un especialista médico. No existe un método de prevención fiable, pues todavía no se ha podido desarrollar una vacuna; sin embargo, la prevención más efectiva que puede haber es mantener un ambiente donde la reproducción y proliferación de mosquitos sean lo menor posible.

No queremos sonar obsesivos, pero absolutamente todo lo que nos rodea está repleto de bacterias.
Desde los cubiertos con los que tomamos el desayuno cada mañana, hasta las manos que estrechamos al llegar al trabajo o a nuestro centro educativo, estamos en constante contacto directo con estos microscópicos organismos.
No podemos escapar de ellos, pero sí podemos prestar atención a las cosas que manipulamos para así llevar un control sanitario mejor.

A continuación exponemos diez objetos que casi todos solemos frecuentar a diario y que están repletos de estos organismos. 

¡Cuidado con estos objetos repletos de bacterias!

·         Teléfonos celulares

El teléfono celular o móvil es un objeto que gran parte de la población mundial posee. Estamos día y noche en constante uso de este dispositivo.
Nosotros mismos adherimos gérmenes a ellos a través de gotas de saliva que expulsamos cuando hablamos o al transportar con nuestras manos bacterias provenientes de otros lados.
Posee más de estos organismos que un baño común.

·        Teclado del ordenador

Con hasta 33 mil bacterias por centímetro cuadrado, es otro dispositivo al que deberíamos tenerle especial limpieza y atención.

·        Carritos de supermercado

El primer objeto de uso masivo de la lista.
La mayoría de las personas que hacen uso de estos carritos no han tenido una buena higiene y traspasan gérmenes al momento de manipularlos.
Lo recomendable es limpiar el área a tocar antes de hacer uso de los mismos.

·        Zapatos

No es sorprendente que se encuentre en este listado, pues es un objeto que se mantiene en contacto directo con el suelo y con diferentes organismos, como materias fecales, que se adhieren al mismo en cada paso.

·        Barandillas

Lamentablemente no hay manera de evitar entrar en contacto con las bacterias que puedan estar en este objeto. La única alternativa es aplicar un desinfectante en las manos luego de su uso.

·        Bolsos

Un elemento cotidiano que no solemos relacionar con organismos dañinos. Los bolsos de piel o de tela almacenan cientos de bacterias en sus poros.

·        Mando de televisión

Puede llegar a acumular millones de organismos dañinos a lo largo de su tiempo de vida. Lo recomendable es limpiarlo constantemente con desinfectante.

·        Ducha/Bañera

En realidad los organismos malignos ubicados en el área no suelen ser dañinos, pero podrían perjudicar a una persona con un sistema inmune alterado.

·        Hielo

Elemento que suelen colocar en nuestras bebidas en cualquier local que visitemos. En realidad no sabemos su procedencia y en muchos restaurantes suelen estar contaminados. Lo recomendable es pedir nuestras bebidas sin este elemento.

·        Cajeros automáticos


Ubicados normalmente a la intemperie y al alcance de cualquiera. Deberías considerar desinfectar tus manos luego de hacer uso de estos dispositivos.

Blue Agriculture es a lo que le conocemos también como acuicultura. Es una manera de poder tener cultivos de plantas acuáticas y crías de animales marinos de una manera controlada. El simposio internacional llamado "Blue Agiculture: Biotechnological Advances in Exploring the Ocean for Food and Nutraceuticals" tendrá invitados de diferentes países y se llevará a cabo en la Universidad Interamericana de Puerto Rico el 8 y 9 de abril de 2019.

Fecha límite para registro en asistencia: 3 de abril de 2019
Fecha límite para someter abstract para afiche o presentación oral: 26 de marzo de 2019
Para registro de asistencia y someter abstract:  http://www.br.uipr.edu/bluebiotechnology2019/index.php/register/

Información adicional visita http://www.br.uipr.edu/bluebiotechnology2019/





La flora digestiva o flora intestinal es el término bajo el cual se engloba al conjunto de bacterias que se encuentran, de manera simbiótica, en el intestino.
La mayoría de estas bacterias no son dañinas para el organismo, resultando algunas bastante provechosas para el mismo.
Un ser humano promedio posee aproximadamente 2000 bacterias en su organismo, resultando dañinas solo 100.

Veamos cómo surge y el impacto que genera en la salud esta flora digestiva.

Flora digestiva: desarrollo y características

El intestino de los recién nacidos es totalmente puro, en él no se hallan microorganismos.
Sin embargo, por este motivo esto genera una deficiencia de vitamina K en los neonatos debido a la ausencia de las bacterias mencionadas anteriormente, ya que solo ellas pueden producir la vitamina de manera endógena.
A través de los primeros meses se va desarrollando una flora digestiva inicial, que se verá incrementada una vez sea constante el consumo de leche materna. Finalmente, tras dejar de lado la lactancia, se iniciará un proceso de transición hasta la flora del adulto.
Los microbios o bacterias existentes en el conjunto, varían de adulto en adulto, logrando solo cierta equivalencia en adultos relacionados familiarmente.
Sin embargo, existen tres organizaciones bacteriales que se encuentran en la flora digestiva: los firmicutes, con una abundancia del 65%; los bacteroidetes, con abundancia de 23% y actinobacteria, con abundancia del 5%.
El porcentaje restante está constituido por otras agrupaciones.

Funciones

Sumadas a la creación de la vitamina K, las funciones principales que llevan a cabo estas bacterias en el organismo son las siguientes:

·         Metabolismo de carbohidratos: 

     Las bacterias detectan algunos polisacáridos encontrados en la pared celular de los vegetales, para posteriormente degradarlos y así favorecer la capacidad digestiva de los seres humanos. Algunas bacterias poseen, de igual manera, una serie de enzimas que permiten la digestión de carbohidratos complejos, destacando la pectina, la celulosa y la hemicelulosa; posteriormente son transformados en azúcares simples, que pasan a ser fermentados para crear ácidos grasos de cadena corta que las células humanas son capaces de absorber.

 ·         Participación en el sistema inmune: 

    La flora digestiva ejerce participación en la especialización del tejido linfoide, perteneciente a la mucosa del intestino. Las bacterias son las encargadas de guiar a los linfocitos para que descubran cuáles cepas son de provecho para el cuerpo y así reconocer de manera más óptima a los antígenos invasores. De esta manera el sistema inmune se ve beneficiado, ofreciendo mejoras para la salud.

Datos Científicos