El calentamiento global podría acabar con los jardines submarinos ecuatorianos de gorgonias, en el océano Pacífico oriental. Estos abanicos de mar constituyen ecosistemas fundamentales en el medio marino ya que funcionan como estructuras hospedadoras para muchos organismos, pero son muy vulnerables, entre otras, a la acción de hongos patógenos. Un estudio realizado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) apunta a que una variación en las condiciones climáticas podría desencadenar la acción del hongo Aspergillus sydowii, responsable principal de la mortalidad masiva de gorgonias en el Caribe, pero que en el litoral continental de Ecuador aún se encuentra en estado latente.

Ejemplo de una gorgonia.
“En las últimas décadas se ha detectado una pérdida de biodiversidad generalizada. Parte de esta pérdida viene determinada por enfermedades emergentes debidas, en muchos casos, al efecto patógeno de hongos”, explica la investigadora del CSIC M. Mar Soler Hurtado, del Museo Nacional de Ciencias Naturales.

De las 17 especies fúngicas potencialmente patógenas para las gorgonias detectadas en el litoral Pacífico ecuatoriano, el hongo Aspergillus sydowii, causante de una enfermedad conocida como aspergilosis, es la más letal de todas.

“La presencia de estos patógenos, especialmente de A. sydowii, nos alerta del potencial riesgo para la supervivencia futura de estas comunidades bentónicas. Por ello, este tipo de estudios son de crucial importancia en estos ecosistemas, donde estos hongos, lejos de afectar solamente a las gorgonias, atacarían indirectamente a muchos organismos, suponiendo uno de los principales peligros a los que se enfrenta la biodiversidad en todo el mundo”, añade la investigadora.

Fuente: CSIC
Investigación aquí

¡COMENTA!: