Las células representan la parte más diminuta de materia viva que puede realizar cualquier función que cumplan también los seres vivos, como la respiración, la reproducción, la producción de energía, etc. En el mundo existen dos tipos de células: la célula animal y la célula vegetal. Ambas se encuentran estructuradas internamente por membranas, las cuales definen la división entre el citoplasma y el material genético. A pesar de que ambas cumplen funciones similares, existen múltiples diferencias que te mostraremos a continuación.


5 diferencias entre la célula animal y la célula vegetal
  1. Pared celular. A pesar de que la célula vegetal y la célula animal cuenten con una membrana celular, lo cierto es que las células vegetales poseen una pared de celulosa que le brinda rigidez. Este elemento le permite a las células animales crear diversas formas que una pared rígida no le permitiría formar. Un ejemplo de ello son las células fagocitarias animales, que posee la capacidad de alimentarse de otras estructuras, característica no presente en las células vegetales.
  2. La célula vegetal cuenta con cloroplastos, los cuales son los organelos responsables del color verde característico de las plantas y de la síntesis de azúcares partiendo de agua, la luz del sol y el dióxido de carbono. Por ello, las células vegetales cumplen con la función de fotosíntesis, una característica que ningún animal podría hacer.
  3. Las células vegetales cuentan con una vacuola que contiene líquido y que ocupa la mayor parte de la estructura interior de la célula en sí. Las células animales, por el contrario, poseen varias vacuolas y su tamaño es mucho más pequeño en relación a las primeras.
  4. Otro aspecto importante para destacar la diferenciación de ambos tipos de células son sus mecanismos de reproducción. Mientras que las células vegetales se pueden reproducir a través de un proceso que origina células idénticas a las células madre (reproducción asexual), las células animales, por el contrario, realizan una modalidad de reproducción sexual, en el cual cada descendientes presenta características de sus progenitores, pero no son iguales a ellos.
  5. Las células vegetales tienden a ser mucho más grandes que las animales. De hecho, el tamaño promedio de la célula animal es de 10 a 30 micrómetros, mientras que las células vegetales tienen un rango de 10 a 100 micrómetros de tamaño, dependiendo de la especie.

¡COMENTA!: