Todos los seres vivos en la tierra poseen información genética en sus células que los diferencian como especie. Sin embargo, hay una diferencia en el proceso de herencia y como se desarrollan en cada individuo. Genotipo y fenotipo son términos usados en biología para describir la composición genética de cada uno, ya que aunque no significan lo mismo, son términos que siempre suelen confundirse. Por ello, en esta ocasión te contamos la relación existente entre ambos.

¿Qué es un genotipo?
Un genotipo es la información genética de un organismo, que se manifiesta como el ADN. En ella se representan diferencias que hacen característico al ser. La información es contenida en los cromosomas y se almacenan hasta que sea hora de reproducirse, donde se mezclan entre los gametos la información, y surge una nueva vida con una carga genética diferente pero con ciertas semejanza a su predecesor. En los humanos existen 23 pares de cromosomas en total con la carga genética.

¿Qué es un fenotipo?
Un fenotipo es cualquier característica detectable de un organismo. Ya sea anatómico, bioquímico o conductual. Se suele decir que este término es solamente para las características visuales, pero no es totalmente verdad, ya que algunos rasgos que no se ven pueden serlo. Este ejemplo podría ser la presencia de una enzima o incluso el tipo de sangre de una persona. Se encuentra presente en la suma de la identidad de los alelos con sus factores ambientales.

¿Qué relación existe entre el genotipo y fenotipo?
La relación entre ambos conceptos biológicos puede resultar un poco más compleja, sin embargo, a manera general, la relación que existe entre ambos términos va directamente hacia el ADN. Ambos son parte de la información que posee un individuo. Pero el genotipo es la información en sí, sin embargo, el fenotipo son las características detectables del individuo, como el color de sus ojos, tipo de cabello, si es celiaco y hasta el tipo de sangre que tiene. 

Se puede decir que un organismo depende directamente de sus partes y los componentes de sus células. La relación que existe entre ellos es que el genoma humano está compuesto de la carga genética que lo predisponen a la especie, más las características que lo hacen único. Es decir, nuestra carga genética se define como el fenotipo que a su vez depende totalmente del genotipo y la acción ambiental que cambia nuestros genes para la adaptación.

¡COMENTA!: