El ciclo celular también se conoce como el ciclo de división celular y consiste en una sucesión de etapas cuya dirección apunta al crecimiento de una célula y su posterior división en células hijas. Su inicio se da justo en el instante en el que surge una nueva célula, que desciende de otra célula previamente dividida y culmina en el instante en el que dicha célula resultante produce nuevas células. Si deseas conocer a fondo este proceso, esta vez te lo contamos con detalles.

¿Cuáles son las fases del ciclo celular?

Interfase: se trata del período del ciclo celular que ocurre entre 2 fases M o divisiones sucesivas. Comprende varias etapas:
  • Fase G1: esta etapa del ciclo celular va desde el momento en el que finaliza la división anterior hasta el inicio de la siguiente fase (Fase S), justo donde se replica el ADN. Es aquí donde la célula eleva su tamaño, sintetiza proteínas a través de su ADN y cumple sus demás funciones celulares. Finalmente, se da el punto de restricción, que no es otra cosa más que la comprobación de que la célula se encuentra preparada para afrontar la siguiente fase.
  • Fase S: es la fase donde se duplica o replica el ADN. 
  • Fase G2: es la etapa que precede a la fase M, donde la célula aumenta de tamaño y desde donde finalmente se comprueba si la célula puede dividirse, en caso contrario será inducida a una muerte programada.
Fase M: en esta etapa la célula se divide en 2 y 4 células, dependiendo de si existe mitosis o meiosis. 
  • Mitosis: es el proceso de división de la célula en su fase M, generando 2 células hijas genéticamente idénticas. Posee dos eventos: la división, que se divide a su vez en 5 etapas (Profase, Pro-Metafase, Metafase, Anafase, Telofase y la citocinesis). 
  • Meiosis: durante este proceso de la fase M, la célula se divide formando 4 células hijas, que poseen la mitad de información genética que la célula originaria y sin ser idénticas necesariamente. La división ocurre en células germinales que originan esporas o gametos. Esto se debe a que los cromosomas poseen una región protectora en los extremos conocidas como telómeros para evitar que el proceso degradativo de la célula degrade su propio ADN, perdiéndose así los telómeros con cada división de la célula de manera progresiva. La célula entonces es inducida a muerte celular para evitar mutaciones o daños al organismo.

¡COMENTA!: