Como todos bien sabemos, las frutas y las verduras contienen innumerables propiedades y beneficios para la salud y se conocen como potentes antioxidantes.
El consumo de las frutas y verduras aportan al organismo muchas propiedades nutricionales que son indispensables en la dieta diaria.
Los expertos recomiendan un consumo entre tres y cinco piezas combinadas a lo largo del día, lo que hace de esto una tarea un tanto complicada ya que muchos desisten a las primeras de cambio.
Nuestra rutina alimentaria ha creado un vacío nutricional ya que se ha creado cierto rechazo a las frutas, legumbres y hortalizas.

La falta de educación en materia alimentaria, sobre todo en la infancia y posteriormente en la adolescencia, ha ocasionado el rechazo de estos elementos de nuestra dieta diaria.
Estos alimentos son imprescindibles para un óptimo desarrollo del organismo en su fase de crecimiento.

El comer frutas y verduras diariamente nos ayuda a reducir los riesgos de:

·         Enfermedad del corazón.
·         Diabetes tipo II.
·         Hipertensión arterial.
·         Ciertos tipos de cáncer.
·         Daños celulares.
·         Obesidad.

Si usted requiere de perder peso, comience por comer una gran cantidad de frutas y verduras.

Para comprender como las frutas y verduras pueden ayudarle a perder peso, primero debemos entender algunos conceptos básicos sobre perder peso.

En primer lugar 

Con el fin de perder peso, una persona debe quemar más calorías de las que consume. Algunas calorías son necesarias para nuestro cuerpo.
Después de consumir los alimentos, nuestro sistema convierte las calorías de los alimentos en energía, lo que permite que nuestro cuerpo funcione correctamente
Cuando consumimos alimentos con alto contenido de calorías, nuestro cuerpo no los puede convertir en energía lo suficientemente rápido, y cuando esto sucede, los excedentes de calorías se convierten en grasa, lo que luego nos lleva al aumento de peso.

En segundo lugar

El volumen de los alimentos, que es lo que hace que usted se sienta lleno.
Cuando comemos alimentos que contienen agua, como frutas y hortalizas, el volumen que incorporamos es mayor, y el resultado es una sensación de más saciedad sin agregar calorías.
Podemos comprender los beneficios que trae el consumo de frutas y verduras para nuestro cuerpo.
Debemos crear un buen hábito de ingerir frutas, legumbres, vegetales, ya que estos son bajos en calorías y nos ayudan a prevenir enfermedades.
Además, nos ayuda a mantenernos más activos diariamente y nuestro cuerpo tendrá un mejor funcionamiento.

De esta forma hemos llegado al final de nuestra entrega.
No olvides dejar tus comentarios y recomendarnos con tus amistades.
Gracias por tu visita.

¡COMENTA!: