En otras oportunidades hemos mostrado algunos temas sobre bacterias y gérmenes, teniendo siempre como objetivo principal el conocer los detalles sobre higiene, focos de contaminación, síntomas, etc.
En esta entrega ponemos a tu conocimiento el estudio de la bacteria E. Coli (Escherichia Coli).

¿Qué es?

La Escherichia Coli es un microorganismo que, de hecho, forma parte de la flora bacteriana de nuestro intestino. Puede que pienses que es peligrosa, pero la verdad es que nos ayuda a absorber algunas vitaminas para que luego pasen al resto del organismo.
La contaminación de la E. Coli es de manera directa o indirecta a través de las heces.
Esta bacteria causa una infección apenas te contaminas con una pequeña cantidad.
En este sentido es diferente a la mayoría de las bacterias que causan enfermedades, por eso debemos tener mucho cuidado a no darle la mínima oportunidad de entrar en nuestro organismo.
La contaminación siempre es a través de las heces.
Hay dos formas de invasión, siempre por contacto.
Puede entrar a través de la boca al sistema digestivo, o transmitirse en la piel de las zonas genitales.
En este caso invade el sistema urinario y provoca una Cistitis, y en el caso del sistema digestivo lo mas habitual es que se produzca por falta de higiene.
Es muy común, por ejemplo, cuando visitamos el zoológico o una granja donde se permite a los niños, e inclusive a los mismos adultos, el contacto directo con los animales, que a su vez han estado en contacto con heces, los tocan y luego se llevan la mano a la boca.
Otra forma usual de contaminación es que los alimentos que consumimos vienen contaminados del campo y así pasan al estómago, por no tener precaución y lavarlos bien antes de consumirlos.
Cualquier persona puede ser contagiada por E. Coli. sin embargo, han de tener especial cuidado los niños, ancianos y personas con defensas bajas, puesto que pueden complicarse más la infección con otros problemas.
Las personas que toman protectores gástricos, como el omeprazol, que básicamente reducen los niveles de ácido estomacal, también tienen riesgo.
Eso se debe a que el ácido estomacal da cierta protección trente al Escherichia Coli.

¿Cómo podemos tratar la infección?

·         Lo primero que se recomienda es visitar a su médico de confianza.
·         puede presentarse diarrea por varios días. es recomendable hacerse algunos análisis de laboratorio.
·         Mantener hidratación. la persona debe beber mucha agua y si es posible aplicar solución o suero.

A continuación, los alimentos con mas riegos de contaminación.

·         Lecha fresca que no sido bien pasteurizada. Esta bacteria muchas veces se aloja en las ubres de las vacas y de ahí pasa a la leche. Luego de extraer la leche, debe calentarse por unos minutos a una temperatura de unos 75 a 90 grados centígrados.
·         Huevos. Comerlos crudos es peligroso, puedes limpiar la cascara justo antes de su uso.
·         Carnes. Algunos platos que se comen crudos o carnes poco cocidas, suelen ser posibles fuentes de contaminación.
·         Vegetales y frutas.  Si se han cultivado en zonas donde había ganado puede haberse contaminado. Especial atención a la lechuga y espinacas, si se consumen crudas, lavar bien.
Recuerda siempre que lo más importante para tener una buena salud, es mantener higienizado todo nuestro entorno. 
De manera que si mantenemos una buena limpieza en todo lo que consumimos y mantenemos menos contacto con animales del campo y mantenemos a nuestras mascotas bien aseadas, los riegos serán menores.
Recuerda dejar tus comentarios y recomendar nuestros artículos.
Hasta la próxima entrega. 

¡COMENTA!: