La higiene es fundamental para eliminar el mal olor de los pies, pero a veces no basta.

No dejes que este problema te avergüence, busca las causas de ese desagradable aroma y la mejor solución para tu caso.
Tus pies trabajan tan duro que a veces transpiran, y huelen mal.
Esto es producido por el tiempo que mantenemos los pies calzados en nuestros zapatos, y más aún si tenemos el mal hábito de no utilizar calcetines.
La humedad causada por el encierro y la transpiración de nuestros pies, es uno de los primeros factores que producen el mal olor de los pies.
Este ambiente oscuro y húmedo es el ideal par la reproducción y alojamiento de bacterias.
Estos bichos diminutos habitan normalmente en tus pies y les encantan los lugares húmedos y oscuros como el interior de tus zapatos sudados.
Las bacterias alojadas en nuestros pies y en nuestros zapatos se multiplican con el sudor, de modo que, cuando no usamos calcetines, se reproducirán a gran velocidad.

¿Sabías que tanto los cambios hormonales como el estrés pueden hacer que sudes más de la cuenta y que te huelan mal los pies?

Procura relajarte y el problema desaparecerá y por supuesto tendrás que darles una buena lavada a tus zapatos, para eliminar todas las bacterias.
Identifica por qué te huelen mal los pies y actúa rápidamente.
Toma las medidas necesarias para solucionar el problema.
Como ya hemos dicho, la principal razón por la que te pueden oler los pies es porque estés sudando demasiado.
Es normal que sudes, pero si no tienes el cuidado de limpiar la zona, pueden generarse bacterias que se alimentan de la piel muerta y provocan mal olor.
La mejor solución a este problema es mantener limpios y secos tus pies.
Hasta las personas más estrictas con su higiene puede enfrentar esta situación.

A continuación, algunas recomendaciones:

·         Cámbiate los calcetines cuando has sudado mucho. Después de hacer ejercicios o al volver a casa en uno de esos días donde no has podido quitarte los zapatos, probablemente tus pies estén muy sudados. En primer lugar, debes lavar bien tus pies y luego de secarlos bien coloca nuevos calcetines, esto te será de mucha ayuda si lo haces con frecuencia.
·         Usa talco o un desodorante, para retardar los efectos del sudor.
·         Utiliza calzados con buena ventilación. Cada ves más los fabricantes de calzados piensan en este problema, por lo que podrás encontrar zapatos que permiten el flujo de aire.
·         No te estrese, preocupado sudas más.
·         Si eres mujer y tus hormonas te están jugando una mala pasada, esto puede alterar tu sudoración.
·         No prestes tus zapatos.
·         No uses zapatos de mala calidad.
Ahora que te hemos dado las razones por las que te puede esta oliendo mal tus pies, es momento de poner manos a la obra.
Toma las decisiones que sean necesarias para combatir el problema.
Tus pies y quienes estén a tu alrededor te lo agradecerán.
De esta manera llegamos al final de este interesante artículo, que hemos realizado para satisfacer tu necesidad.
Recuerda dejar tu comentario y volver a visitarnos.
También recuerda recomendarnos con tus amistades. muchas gracias y hasta una nueva entrega.

¡COMENTA!: